20 de febrero de 2017

 

Hotel italiano

Un establecimiento familiar dedicado al servicio de hotelería y gastronomía fue restaurado por el estudio de arquitectura NOA, generando una construcción ubicada entre el cielo y la tierra.

El proyecto dejó como resultado nuevas instalaciones que cuentan con 16 habitaciones, una cocina, un restaurante, una bodega y un espacio de gimnasio y relajación con vistas panorámicas desde las terrazas del hotel.

Cartel de bienvenida

La fachada del hotel fue trabajada con maderas de árboles nativos que buscan generar una asociación entre la historia del hotel y su nueva etapa.

“El desafío del proyecto fue crear un link entre el edificio existente y el nuevo diseño, con el objetivo de mantener una identidad coherente”, explica el equipo de NOA.

Los troncos de alerce fueron utilizados como un elemento estructural y como un recurso de identidad para generar ese vínculo entre ambas arquitecturas. Además de servir como columnas de soporte para la fachada, también ofician de parasoles, dividen ambientes y protegen al edificio del agua de lluvias.

Las balaustradas, fabricadas originalmente en madera, fueron reconstruidas en acero perforado e instaladas de manera curva. “Sus tonos color tierra y su calado permiten mirar a través mientras realzan la sensación de privacidad en el interior de cada suite”, explican los arquitectos.

Piscina en voladizo

Los 25 metros de largo de la piscina, cuyos dos tercios sobresalen del edificio, conectan el paisaje exterior con la arquitectura del hotel.

Se trata de una estructura rectangular ubicada a 12 metros de altura, con una abertura en su piso que permite ver a través de la piscina sobre la ladera.

“La piscina recuerda metafóricamente a un lago de montaña, enclavado en el asombroso paisaje montañoso de Las Dolomitas, declarado Patrimonio Universal de la Humanidad por la UNESCO”, cuentan los arquitectos.

El borde invisible anula el límite entre la pileta y el paisaje, creando la impresión de un estanque flotante y rocoso.

Sobre el techo de la sala de relajación, tres ciervos esculturales hechos con ramas de árboles autóctonos generan entre los huéspedes un efecto sorpresa.

Al ingresar, la madera natural en mobiliario, pisos y paredes transporta a un refugio de montaña. Adentrándose aún más, una vinoteca de doble altura con doce anaqueles repletos de botellas espera para un brindis. Y finalmente, en los dormitorios, los interiores diseñados con el equipamiento justo y necesario se abren hacia los alpes italianos, a veces cubiertos de nieve, a veces bañados de sol.

Ficha técnica:

Estudio: NOA (Network of Architecture) – www.noa.network
Proyecto: Hubertus Hotel
Ubicación: Valdaora, Italia
Año: 2016

Fuente: NOA (Network of Architecture) – www.noa.network
Imágenes cortesía de: NOA – www.noa.network

Flâneur

Mercado Navideño

Ubicado en la plaza Walther y Celebrado todos los años desde 1990, es uno de los mercados más concurridos de Italia: entre noviembre y enero, más de 80 expositores ofrecen artesanías y especialidades para degustar en las fiestas.

Se pueden encontrar pesebres, esculturas en madera, objetos de decoración y piezas de cerámica, entre otras. Los puestos gastronómicos ofrecen los tradicionales struddel y zelten (un pan dulce con frutas de Bolzano horneado exclusivamente para las Navidades), churros de miel, chocolate caliente y vin brulè, vino con azúcar y especias que se toma tibio.

Vida de montaña

Declarado como Patrimonio Universal de la Humanidad por la UNESCO, Val Gardena es un valle en las montañas Dolomitas que ofrece una gran variedad de actividades: prácticas de ski y snowboard, caminatas por la nieve, circuitos en bicicleta, restaurantes con comida tradicional, museos y centros comerciales.

Los tres imperdibles para excursiones tanto en verano como en invierno son Ortisei, Santa Cristina y Selva Gardena. Además de ser un espacio para hacer deporte, disfrutar de la cocina tradicional y hacer shopping, también ofrece paquetes especiales para familias. Una de las grandes atracciones son las esculturas en madera tallada: la colección más grande se encuentra en el Iman Center, en Santa Cristina.

Paseo real

Bolzano es celebrado por sus antiguos castillos: uno de ellos, el Mareccio Castle, data del siglo XIII. Se encuentra ubicado detrás del casco histórico, está rodeado por viñedos de Lagrein y cuenta con increíbles vistas al Rosengarten (jardín de rosas). En 1980 fue renovado y transformado en un centro de convenciones y exhibiciones: desde entonces, su interior ambientado con frescos y diseño moderno, está preparado para conciertos, banquetes y todo tipo de actividades culturales.

Deportes outdoor

Ubicado en el valle Pustertal, Kronplatz es considerado el resort de deportes de invierno número uno en el Tirol del Sur. También es un destino muy visitado en verano tanto por familias, alpinistas y ciclistas como por quienes disfrutan de la cultura, la relajación y los paisajes. La montaña se encuentra situada entre Bruneck-Brunico, St. Vigil-San Viglio y Valdaora-Olang, y cuenta con 32 ascensores de vanguardia en 119 km de pista para principiantes, aficionados y expertos. Los de nivel intermedio pueden apreciar los paseos anchos en el valle, mientras que los snowboarders entrenados pueden ponerse a prueba en la pista Black Five.

Diversión a medida

Sobre la ruta a Val Pusteria, el Mundo de los Niños es un parque temático de entrada gratuita abierto durante todo el día. Cuenta con un bosque, una zona acuática y un área de alpinismo. El Kids Area Panorama ofrece un curso de tiro al arco 3D y un área de toboganes para hacer carreras de trineo sobre ruedas amortiguadas, mientras que en el Kids Fun Camp los niños pueden practicar en pistas de esquí y andar en bicicleta sobre pasto.

Otras Notas

Mirá la revista