02 de enero de 2017

Dirk Vander Kooij ganó el Premio de Diseño Holandés en 2011 con sus Endless Chairs.

Una cuerda de plástico tomada de refrigeradores viejos y hecha a mano por un robot se convirtió en una silla. Al combinar diferentes técnicas, Dirk fue capaz de diseñar un proceso automatizado pero muy flexible.

Enseñó a un robot su arte, creando muebles de una larga cuerda de plástico. Esto abrió la posibilidad para Dirk van der Kooij de diseñar como lo hacían antes, haciendo una silla, evaluando, refinando, desarrollando una colección infinitamente grande de variaciones. Una colección interminable.

Ficha técnica:

Nombre del diseño: Endless chair
Diseñador: Dirk Vander Kooij – www.dirkvanderkooij.com
Línea del producto: pulse™
Material: reclaimed synthetics.
Año de diseño: 2010
Peso: 12 kg

Fuente: Studio Dirk Vander Kooij – www.dirkvanderkooij.com
Imágenes cortesía de: Studio Dirk Vander Kooij – www.dirkvanderkooij.com

Otras Notas

Mirá la revista