11 de enero de 2016

El proyecto está ubicado en la costa paulista en la región de la selva, donde el terreno tiene una topografía montañosa con vegetación densa. La introducción de esta casa a este paisaje tiene como objetivo optimizar la conexión entre la arquitectura y la naturaleza, privilegiando la visión hacia el océano y la incidencia de la luz solar en los espacios internos. Además, el posicionamiento de la casa en el sitio obedeció a la zona abierta de la vegetación.

El volumen principal de la casa está elevado desde el suelo y parece construido en la topografía. La casa, por lo tanto, se proyecta fuera de la montaña. Los elementos en contacto entre la pendiente y la construcción – como por ejemplo las cubiertas de madera – fueron conformados para respetar la tierra existente, creando así una interacción orgánica entre la naturaleza y los elementos arquitectónicos. En la parte que sobresale de la montaña, la estructura toca el suelo con sólo dos pilares.

Los 3 pisos de Jungle House crean una división clara para el proyecto: la planta baja alberga un gran deck de madera, conectado a una pequeña habitación para los niños; en el primer piso hay seis dormitorios – cinco de ellos con pequeñas verandas con hamacas – y una sala de televisión; el tercer y último piso es el área social de la casa, incluyendo una piscina, una sala de estar y la cocina.

Por lo tanto, la arquitectura define una organización vertical invertida del programa en comparación con lo que se suele hacer en casas unifamiliares: mientras que la piscina y las áreas sociales están en el techo, las habitaciones están ubicadas en el piso inferior.

La cubierta está en la planta baja, protegida por la proyección de la casa – es un espacio amplio y generoso que configura un refugio sombreado para que los niños jueguen. Las habitaciones de utilidad también se encuentran en este piso.

Junto al deck de madera en la planta baja se encuentran las escaleras para acceder al volumen de la casa que “interrumpe” la losa de concreto.

Antes de entrar en el espacio cerrado, se pasa por un espacio intermedio, rodeado de hormigón y que alberga una luminosa obra del artista Olafur Eliasson. El proyecto del interior buscó crear un ambiente moderno, ofreciendo un sentimiento acogedor necesario para permanecer en este ambiente tropical.

El paisaje recompone las especies nativas. Cuando uno está en la casa, la relación con la vegetación circundante ocurre no sólo a través de la vista, sino también a través de las plantas que rodean los deck de madera.

En la planta baja, se puede pasear en medio de los árboles; en el primer piso, la luz entra filtrada a través de las copas de los árboles; y en el techo, se encuentra la vegetación con el océano en el fondo.

La arquitectura de la casa privilegió el uso de hormigón y madera expuestos, tanto en los espacios interiores como en el exterior. Las habitaciones tienen pantallas solares de madera, pequeñas brises-soleil, colocadas como puertas plegables que pueden ser manipuladas por los usuarios de acuerdo a las necesidades climáticas.

En Jungle House, el proyecto comenzó con un corte transversal que permitió que la colocación de la piscina fuera semi-incorporada a la losa, con lo que no se pierde ninguna superficie en el piso inferior. Además, la “piscina infinita”, así como el borde elevado en relación con la altura de la cubierta hace que la vista y el paisaje sirvan como una extensión de la línea de flotación de la piscina.

Este último piso ofrece una sensación espacial que sintetiza los principios de la casa: por un lado, hay una cubierta que alberga la bañera de hidromasaje y la sauna – donde hay una relación intensa entre la arquitectura y la montaña y su vegetación; en el otro lado, una chimenea de tierra y la piscina; en el centro -entre estos dos espacios libres- está el salón abierto a ambos lados y con ventilación cruzada.

Este espacio social tiene una relación radical con la naturaleza, tanto a través de la vista del océano como la proximidad del bosque en la montaña.

Ficha técnica:

Nombre del proyecto: Jungle house
Dirección técnica: Studio mk27 – studiomk27.com.br – marcio kogan, samanta cafardo.
Interiores: studio mk27 – diana radomysler.
Ubicación: Guarujá, San Pablo, Brasil.
Año: 2015
Superficie: terreno – 1668sqm, cubierta – 805sqm

Fuente: Studio MK27 – studiomk27.com.br
Imágenes cortesía de: Fernando Guerra

 

Otras Notas

Mirá la revista