Como cada año, Milán, la capital económica e industrial de Italia, fue escenario del mayor salón internacional del mobiliario y sus complementos. Diseñadores, arquitectos, interioristas y las mejores marcas del mundo dieron a conocer las tendencias del sector: los metales y la madera, sobre todo en tonos naturales, se posicionan a la vanguardia.

Carl Hansen & Søn

A modo de homenaje, el prestigioso estudio danés reintrodujo la silla CH88, diseñada en 1955 por HANS J. WEGNER, uno de los colaboradores más asiduos. A 100 años de su nacimiento, Carl Hansen & Søn retoma aquel prototipo y le imprime dos esquemas visuales distintos: uno más audaz, con una paleta de colores que va del rojo al verde petróleo; y otro más clásico, en blanco, gris y negro. Con asientos y respaldos disponibles en madera de haya y de roble, las sillas CH88 se completan con una estructura de acero inoxidable y cromo. Ofrecen, además, la posibilidad de ser apiladas. Otro de los diseños de WEGNER revisitados por la firma es la mesa ratona CH417, de 1970. El elegante diseño está disponible en dos versiones: una con tapa laminada en blanco y negro; la otra, enchapada en roble claro. Es fácilmente desarmable, ya que está compuesta por una bandeja redonda y una base plegable.

Imágenes cortesía de Carl Hansen & Søn  www.carlhansen.com

Artek

En su 80º aniversario, Artek presentó una colección contemporánea junto con productos reeditados. Entre ellos, dos diseños de ALVAR AALTO: el sillón 41 Paimio, de 1932, y la mesa de vidrio Y805B, de 1964. Ambos reivindican la experimentación que AALTO hizo en la década del 30 con la madera laminada y curvada. El sillón consiste en un asiento de abedul contrachapado y doblado, en blanco o negro, y apoyabrazos laqueados en tono natural. La mesa de vidrio, también de abedul, mide 44 cm de alto y viene en laqueado natural o negro. Artek también presentó en Milán las reediciones de dos diseños de ILMARI TAPIOVAARA: las sillas de abedul macizo Mademoiselle y Crinolette, de 1956 y 1962, respectivamente.

Imágenes cortesía del Salone del Mobile  www.artek.fi

Blå Station

La firma sueca presentó el sillón de dos cuerpos Honken 0142, un diseño que fusiona la impronta liviana de un mueble de jardín y la comodidad que requiere un living. Con una resistente estructura de acero tubular, metal expandido y patas de roble, el producto viene con el cuerpo y los almohadones en varios colores. Otra de las novedades que Blå Station acercó a la feria fueron los paneles acústicos Ginkgo A40, que combinan la tradición japonesa con una moderna perspectiva europea. Las piezas se montan en la pared y pueden combinarse según distintos tonos para crear un ambiente nublado en otoño y selvático en verano.

   Imágenes cortesía del Salone del Mobile    www.blastation.com

Architect made

Objetos de extrema precisión que responden a la filosofía de la firma danesa aparecieron en la feria: Trepas y Gemini son dos diseños del arquitecto PETER KARPF que permiten infinitas combinaciones. Los primeros son recipientes para velas hechos de cobre sólido, latón y acero inoxidable. La llama se refleja de manera mágica en los metales pulidos y crea un “tinte de infinidad”, como lo definió su creador. Gemini es el candelabro de acero inoxidable diseñado matemáticamente para permitir que dos velas estén a una mínima distancia entre sí y permanezcan, de todos modos, estables.

Imágenes cortesía del Salone del Mobile    www.architectmade.com

Zero

Desde la isla de Murano, LUCA NICHETTO apareció con POMI (del italiano, manzana), una lámpara colgante de metal con reminiscencias de los racimos de frutas que cuelgan de los árboles. Tiene superficies facetadas en aluminio, latón y cobre que capturan la luz y emiten reflejos cambiantes sobre el entorno. La otra familia de productos de Zero se llama Elements y fue diseñada por Note Design Studio. Inspirada en las montañas nórdicas y su luz clara que contrasta con los largos y oscuros días de invierno, esta serie está disponible como lámpara de piso, de pie, colgante y de pared.

 Imágenes cortesía de Zero    www.zero.se 

Povl Kjer

Una mezcla de juguete y mueble es lo que creó hace más de 30 años POVL KJER con sus ovejas mecedoras, que se han convertido en un clásico alrededor del mundo. Desde aquel primer objeto que el tallista danés le regaló a su sobrina, todas las ovejas mecedoras que hoy se comercializan son ensambladas y terminadas artesanalmente por su creador. La estructura es de madera de pino y la cabeza, tallada a mano. El cuerpo de las Rockingsheeps es de goma espuma y está cubierto con piel de oveja. Se combinan con los taburetes Tuft, inspirados en las matas de las praderas danesas. Vienen en dos tamaños y están hechos con madera de fresno.

Imágenes cortesía de Povl Kjer    www.povlkjer.dk

Otras Notas

Mirá la revista