06 de abril de 2017

WeWork Weihai Lu está rodeado por un antiguo barrio residencial en el corazón de Shanghai, y en colaboración con WeWork, Linehouse aprovechó la grandeza del edificio, encapsulando la sensación de un gran hotel, transportando a huéspedes y miembros en un viaje inesperado de voyeurismo y festividad.

A su llegada, los huéspedes pasan por un callejón antiguo, enmarcado por un arco tradicional chino. Las paredes del carril están pintadas de rosa y el piso es de hormigón rosa. Arriba, las luces se suspenden festivamente entre las paredes de la calle.

El sitio existente es una combinación de un edificio histórico de ladrillo con adiciones industriales que se han hecho a través de los años. La recepción se encuentra en esta zona intermedia de lo antiguo y lo moderno. Linehouse jugó con esta narrativa en el diseño.

El mostrador de la recepción está revestido con paneles de madera, rodeados por una base de hormigón. Una estructura metálica de bronce cuelga de la iluminación. Detrás de la recepción, los huéspedes son recibidos con un letrero de neón ‘Ring For Service’ contenido en un gabinete de curiosidades, pintado en un azul claro.

La estructura de acero existente está pintada de verde, con un nuevo metal negro y barandillas negras más delgadas que envuelven al espacio de triple altura, lo que permite a los huéspedes ser espectadores de las actividades a continuación.

Una escalera de acero verde teje a través del espacio de circulación que conecta los tres niveles del frente de la casa. Esta está revestida de piezas triangulares de madera de roble, con un lado pintado en tonos azules. Los colores alternan a medida que el visitante pasa por la escalera, y se crea un gradiente de tonos, y las vistas cambiantes de la madera al azul.

La escalera lleva a las dos áreas de la despensa que juegan en la narrativa de la fábrica del opio, con papeles a gran escala pintados de oro a mano. El atrio central está rodeado por el patrimonio de la fachada. Una bandeja curva de terrazo se insertó para definir el espacio, franjas en diagonal en azul pastel , verde, rosa y gris envuelven el suelo y la pared, creando una alfombra con el paisaje. Una estructura de bronce se suspende por encima de la pared del perímetro del terrazzo, sosteniendo espejos colgantes, obras de arte, estanterías e iluminación.

Una instalación de iluminación se suspende en el espacio de triple altura. Un cableado rosado y gris atraviesa el hueco roscado a través de anillos circulares de bronce de los que cuelgan cortinas de vidrio.

Pasando a través del espacio del atrio central a la barra de atrás situada dentro del edificio, se es transportado a un salón oriental tropical retro. Un papel tapiz de gradiente de oro envuelve la pared del perímetro, con damas de Shanghai pintadas a mano, vestidas con atuendo de cebra y adornadas en bling gangster. Un neón azul y rosado en forma de un ventilador enmarca el área de la despensa.

Los papeles pintados siguen jugando en este tema festivo, con los patrones geométricos y del entretejimiento en tonos pastel, éstos se pintan a mano en oro y verde.

Las paredes del baño están forradas con azulejos personalizados en líneas y formas de interconexión rosadas y verdes. El techo está pintado de un rosa polvoriento, y una caja de laca de color verde menta contiene los cubículos, los accesorios de bronce personalizados y los espejos crean un espacio parecido a una sala de estar.

Ficha técnica:

Nombre del proyecto: WeWork Weihai Lu
Dirección técnica: Linehouse
Año: 2016
Superficie: 5500 m2
Ubicación: 696 Weihai Lu, Jing’An District, Shanghai

Fuente: Linehouse – linehousedesign.com
Imágenes cortesía de: Linehouse – linehousedesign.com, Jonathan Leijonhufvud – www.jlap.com, Dirk Weiblen – dirkweiblen.com
Otras Notas

Mirá la revista