04 de enero de 2017

Toda la fachada transparente de una tienda de lujo en la calle comercial de la ciudad de Amsterdam, PC Hooftstraat, utiliza ladrillos de vidrio, ventanas de cristal y arquitrabes de vidrio con el objetivo de mantener el carácter del lugar.

Las casas de cristal de MVRDV comenzaron su existencia con la petición de Warenar para diseñar una tienda distintiva que combinara la herencia holandesa y la arquitectura internacional en la PC Hooftstraat, la única calle lujosa de Ámsterdam que hace tiempo atrás era principalmente residencial.

MVRDV quería hacer una representación de los edificios originales a través de un uso extensivo de vidrio. La fachada de cristal casi imita el diseño original, hasta la colocación de capas de los ladrillos y los detalles de los marcos de las ventanas, pero se estira verticalmente para cumplir con las leyes de zonificación actualizadas y para permitir una ampliación en el espacio interior.

Los ladrillos de vidrio se extienden hasta la fachada de Crystal Houses, disolviéndose eventualmente en una fachada tradicional de ladrillo de terracota en los departamentos (según lo estipulado en las reglas estéticas de la Ciudad), que parece estar flotando sobre el piso del negocio.

El diseño espera proporcionar una solución a la pérdida de carácter local en las zonas comerciales de todo el mundo. La creciente globalización del comercio minorista ha llevado a la homogeneización de las calles comerciales de gama alta.

Crystal Houses ofrece al negocio una superficie vidriada que las tiendas contemporáneas necesitan, manteniendo el carácter arquitectónico y la individualidad, resultando en una tienda única que espera destacar entre el resto.

“Las Casas de Cristal crean espacio para una notable tienda distintiva, respetan la estructura del entorno y aportan una innovación poética con la construcción de vidrio. Permite a las marcas globales combinar el abrumador deseo de transparencia con un couleur locale y la modernidad con el patrimonio. Por lo tanto, puede aplicarse en todos nuestros centros históricos”, explica Winy Maas, arquitecto y cofundador de MVRDV.

Después de concebir la idea inicial MVRDV trabajó en estrecha colaboración con varios socios para desarrollar las tecnologías que lo harían posible.

Debido a que esta construcción es la primera de su tipo, se debían utilizar nuevos métodos y herramientas de construcción: desde láseres de alta tecnología y lámparas UV de calidad de laboratorio hasta una leche holandesa de bajo contenido de grasa que, con su baja transparencia, demostró ser un líquido ideal para funcionar como una superficie reflectante para el nivelado de la primera capa de ladrillos. A pesar de su aspecto delicado, las pruebas de resistencia realizadas por el equipo de la Universidad de Tecnología de Delft demostraron que la construcción del vidrio era en muchos sentidos más fuerte que el concreto.

El desarrollo de nuevos métodos de construcción desenterró nuevas posibilidades para la construcción futura. En esencia, todos los componentes de vidrio son completamente reciclables. Los materiales de desecho del proyecto, tales como ladrillos imperfectos, podrían ser simplemente (y fueron) fundidos y re-moldeados o completamente reutilizados. Lo mismo ocurre con toda la fachada misma, una vez que el edificio ha llegado al final de su vida útil, toda la fachada puede fundirse y renovarse.

Las únicas excepciones a esta regla son las características añadidas que garantizan la seguridad del edificio, como un zócalo de concreto ocultado en una mezcla de materiales reflexivos y translúcidos y construido para soportar la fuerza de un coche que se estrellara en el edificio. Los protocolos de reparación permiten el reemplazo de ladrillos individuales.

Con una fachada hecha principalmente de vidrio era importante asegurar que los requerimientos energéticos fueran suministrados a través de fuentes renovables. Por lo tanto, el edificio fue diseñado alrededor de una fuente de calor cuyos tubos conducen hasta 170 metros bajo tierra, permitiendo un clima interior óptimo durante todo el año.

Ficha técnica:

Nombre del proyecto: Crystal Houses
Dirección técnica: MVRDV – www.mvrdv.com
Ubicación: Amsterdam, the Netherlands
Año: 2016
Superficie: 620 m2 local y 220 m2 residencial.

Fuente: MVRDV – www.mvrdv.com
Imágenes cortesía de: MVRDV – www.mvrdv.com, Daria Scagliola & Stijn Brakkee – www.scagliolabrakkee.nl, Poesia.
Otras Notas

Mirá la revista