30 de agosto de 2017.

En este trabajo se ha estudiado la expresividad de los materiales en una conversación con su entorno. Se trabajó una Arquitectura Intersticial buscando explotar las posibilidades de los espacios intermedios entre los adentro y los afuera. La riqueza formal de este proyecto se encuentra en esas relaciones y en esos lugares. Relaciones dinámicas que acompañan la vida cotidiana. Se busca la permeabilidad pero no la transparencia, la yuxtaposición de funciones, la superposición de pantallas y el juego de escalas.

La casa se sitúa en el Barrio San Diego en la ciudad de Moreno. Un barrio de casas grandes con jardines, calles arboladas y grandes espacios abiertos. El terreno se encuentra frente a un gran parque. Se propuso una casa que acompañe el tamaño y la importancia de sus vecinos y se buscó aprovechar de forma expresiva todos los recursos a su disposición. Un resultado sólido que puede leerse como una pieza clara, con un adentro y un afuera un atrás y un adelante. Una pieza con una gran identidad pero que se integra en el paisaje con el gris del concreto que acompaña el color del árbol, los reflejos del vidrio y el verde de la vegetación que forma parte integral de la casa.

Desde el interior de la casa se ofrecen visuales al parque que son tamizadas por vegetación, cortinados, paneles corredizos y la reflectividad del vidrio. La casa se abre totalmente hacia el patio central pero son los espacios de circulación quienes quedan en contacto directo cuidando la privacidad de los dormitorios. La suite cuenta con una terraza verde como “expansión íntima” que semánticamente funciona como intermediario entre el interior y el espacio urbano.

Expresión material.

La casa explota la expresión del hormigón, el vidrio y el metal. Se exploró la plasticidad del hormigón proponiendo espacios de dobles alturas y de dimensiones características. El hormigón es quien ofrece la estructura general de la casa y los gestos principales. Con el vidrio y las plantas se terminan de definir los espacios y los volúmenes mientras que el acero relaciona todos los elementos ofreciendo trabajos con un gran nivel de detalle.

Tanto la escalera como los postigones corredizos de la fachada son chapas de acero mecanizadas digitalmente desde dibujos producidos por ordenador. Las herrerías y los ornamentos buscan entender los recursos de la industria contemporánea para ofrecer una estética con lenguaje moderno.Desarrollar un lenguaje contemporáneo y situado.

Ficha técnica:

Nombre del proyecto: Casa HK

Arquitectos: Arq. Juan Micieli – Ca Arquitectura – www.ciudadyarquitectura.com.ar.
Superficie: 710 m2.
Ubicación: Moreno, Buenos Aires, Argentina.
Año: 2015.

Fuente: Ca Arquitectura – www.ciudadyarquitectura.com.ar
Imágenes cortesía de: Federico Kulekdjian – www.fedeku.com.ar
Otras Notas

Mirá la revista