09 de octubre de 2017.

Diseñado por SZUMIN WANG, del estudio A Little Design, este departamento se encuentra en un antiguo edificio en la ciudad de Taipéi, en donde los altos costos de acceso a la vivienda impulsaron el desarrollo y recuperación de pequeños espacios: “Debido al costo de los departamentos en Taipéi, los espacios que los jóvenes pueden pagar se han vuelto cada vez más pequeños en la última década. De cara a unidades que no son espaciosas pero aún tienen la posibilidad de cumplir con las funciones básicas de vida, las necesidades de los clientes deben ser analizadas de manera más precisa y organizadas adecuadamente”, explican desde el estudio.

2×2: 1

Apropiarse de un espacio es fácil; apropiarse de un espacio reducido, no tanto. Por eso el equipo de arquitectos priorizó la organización de las funciones esenciales dentro de un departamento de acuerdo al ritmo de vida de su habitante: “Por ejemplo, si tiene que viajar al exterior con frecuencia por trabajo, luego de terminar y volver, todo lo que necesita es una ducha caliente y una buena pernoctada. Además de tener un baño completamente equipado, también se requiere una cocina compacta y lugar de guardado para ropa y libros. Además, espera que el living tenga un sillón y una mesa de comedor, porque muchos habitantes en Taipéi sólo pueden comer en el sofá. También espera tener un cuarto para hacer ejercicio. Entendiendo estas necesidades, decidimos aceptar la restricción de espacio y usarlo de manera más efectiva”, cuenta.

Entre las decisiones estratégicas para la nueva distribución, el lavarropas fue ubicado en la cocina bajo la mesada. Por otro lado, la ducha fue reemplazada por una bañadera y el baño terminado con una puerta corrediza. El equipamiento fue diseñado a medida y planteado en forma de gabinetes multi función: el mueble de cocina, el ropero y la biblioteca están unidos a la pared para aprovechar al máximo la superficie en altura y evitar pasillos. El ropero fue ubicado debajo de la biblioteca como una superficie continua, a la cual se puede subir con la escalera móvil, además de acceder a algunos de sus anaqueles desde el entrepiso en el que se encuentra el dormitorio. Los muebles del mismo deben ser utilizados mientras uno está sentado o acostado.

El ladrillo a la vista y las paredes forman una dupla cálida y minimalista con los revestimientos y muebles de roble. El espacio es amable a la vista y cómodo para habitar: la propuesta de remodelación realizada por A Little Design supera con éxito el desafío de crear una vivienda espaciosa en una ciudad que ya no tiene superficie para generar nuevos edificios.

DESTACADOS.

“En unidades tan pequeñas el espacio debe quedar liberado, con los muebles principales dispuestos de manera discreta para asegurar una experiencia cómoda a largo plazo”, explica SZUMIN WANG.

El área de tatami y el gabinete a lo largo de la ventana aprovechan los intersticios del espacios para generar espacios de guardado.

Imágenes cortesía de Hey! Cheese – www.facebook.com/Design.A.Little.
Otras Notas

Mirá la revista