17 de noviembre de 2016

El Centro Rey Abdulaziz para la Cultura Mundial es una nueva iniciativa audaz por parte de la Compañía Petrolera Saudi Aramco para promover el desarrollo cultural dentro del Reino. Tras un concurso de diseño arquitectónico en 2007, Snøhetta ha sido seleccionada para diseñar este prestigioso centro cultural.

Situado en Dhahran, en la provincia oriental, el centro cultural proporcionará una amplia gama de actividades al servicio de la población local para convertirse en un hito cultural en una escala regional, nacional y global. Una vez finalizado, el proyecto contendrá unos 45000 m2 de diversas instalaciones culturales, incluyendo un auditorio, cine, biblioteca, sala de exposiciones, museo y archivo.

El auditorio tendrá capacidad para 930 visitantes y ofrecerá una amplia gama de eventos que van desde la ópera, conciertos sinfónicos, musicales, discursos, etc. Junto con el cine más pequeño, este será un lugar sin igual para las artes escénicas en el Reino. La biblioteca se convertirá en un centro de aprendizaje, con unos 300.000 libros sobre acceso abierto y para usuarios de todas las edades y categorías.

La gran sala de exposiciones permitirá exposiciones a gran escala, y proporcionará el escenario a eventos sociales, banquetes y conferencias. El museo y las instalaciones conectan la vibrante vida cultural del centro con el pasado y con las raíces mismas de la sociedad en la que se ubica.

La piedra fundamental fue colocada por el rey Abdullah el 20 de mayo de 2008. El Centro Cultural se espera que se complete en 2017, aunque aún no se ha anunciado una fecha de apertura.

El concepto arquitectónico del proyecto está basado en los siguientes conceptos:

El pasado y el futuro

La cultura crece del pasado, sin ella ninguna comunidad o empresa puede crear un futuro. El diseño para el Centro Cultural Saudi Aramco abarca tanto el pasado como el futuro, capturado en el presente. Tanto en términos de expresión arquitectónica como de lógica interna, esta propuesta nace en el pasado y llega hasta el futuro.

Introvertido y extrovertido

El concepto es introvertido y extrovertido. Por introvertido se refiere al hecho de que las funciones del museo y del archivo se agrupan alrededor del vacío interno, mirando hacia adentro a las verdades y al conocimiento que se encuentran en Saudi Aramco y en la Arabia Saudita. Por extrovertido a que la composición se extiende desde el suelo, conectándose con el mundo más allá del edificio en sí.

Depósito y guía

El museo y el archivo se convierten en un verdadero depósito de conocimiento en un entorno protector y almacenado para la posteridad. Por el contrario, la Biblioteca, la Exhibición de Niños y el Centro de Visitantes se expresan como guías para estudiosos de todo el mundo.

Diversidad y unión

Este diseño toma la forma de una composición compleja, que consta de una serie de componentes individuales y discretos. El equilibrio y la armonía se crean a través de la interdependencia. Cada componente se configura como una entidad única y hecha a la medida, que se ajusta y expresa sus propias necesidades y requerimientos individuales.

Trabajo en equipo

No se puede eliminar un componente. Todos son interdependientes y dependen uno del otro. La composición resultante es una expresión de trabajo en equipo. Cada parte puede ajustarse sin cesar para adaptarse a las necesidades individuales y específicas. Esta forma de flexibilidad no es general o universal, sino específica e individual.

Energía

la armonía y el equilibrio de la composición no son estáticos, sino dinámicos, expresivos del trabajo en equipo y sobre todo de la energía que se encuentra en las personas que componen Arabia Aramco y Arabia Saudita. Evoca la maravilla y el recuerdo que llevaba de la resistencia constante y del trabajo duro bajo condiciones severas.

Ficha técnica:

Nombre del proyecto: King Abdulaziz Center for World Culture
Dirección del proyecto: Snøhetta – snohetta.com
Superficie: 45.000 m2
Ubicación: Arabia Aramco, Arabia Saudita
Año: 2008 – actualidad.

Fuente: Snøhetta – snohetta.com
Imágenes cortesía de: Snøhetta – snohetta.com
Otras Notas

Mirá la revista