3 de septiembre de 2016

La nueva Port House en Antwerp, o Casa de Puerto, renueva y transforma una estación de bomberos abandonada en una nueva sede para el puerto, uniendo a 500 empleados que anteriormente trabajaban en edificios separados al rededor de la ciudad.

Con 12 km de muelles, Antwerp es el segundo puerto más grande de Europa, sirviendo a 15.000 barcos comerciales y 60.000 barcazas por año.

En 2007, cuando las oficinas de 1990 del puerto de Antwerp resultaron demasiado pequeñas, el puerto determinó que su reubicación rehabilitaría sus servicios técnicos y administrativos para estar en un mismo espacio físico, aportando un nuevo lugar a cerca de 500 empleados.

Al ser el límite entre la ciudad y su gran puerto, la Isla México en el muelle Quay 63 en Antwerp fue seleccionada como el lugar para la nueva oficina principal. El espacio adyacente al agua, incluso ofrece beneficios de construcción sustentable, permitiendo que materiales y componentes de construcción sean transportados por agua.

Después de la construcción de una nueva estación de bomberos con las instalaciones necesarias para brindar el servicio en el puerto, la antigua estación en la Isla México se tornó redundante y se buscó darle otro uso para promover su conservación. Esta estación de bomberos en desuso, debía integrarse al proyecto del puerto. Se llamó a una competición entre estudios de arquitectura para que elaboren el proyecto. La única regla, era que el edificio original debía ser preservado.

Si bien los cinco participantes diseñaron proyectos que combinaban lo antiguo con lo moderno, Zaha – Hadid fue el ganador. El diseño de ZHA en principo hace énfasis en conectar el centro de la ciudad con el puerto. En segundo lugar, debido a su ubicación rodeada por agua, las cuatro elevaciones del edificio se consideran igual de importantes, sin haber fachada principal. Por último, el diseño de ZHA resalta el rol de su torre original.

Rodeada por agua, la nueva extensión de la fachada es una superficie vidriada que ondula como olas y  refleja los tonos cambiantes y colores del cielo de la ciudad. Facetas triangulares permiten que se suavicen las curvas al final del edificio, para ser formadas con láminas planas de vidrios.

Mientras algunas de las facetas triangulares son transparentes, otras son opacas. Esto permite que ingrese suficiente luz solar al edificio al momento que también controla la carga solar para garantizar condiciones laborables óptimas. Al mismo tiempo, la alternacia de lo transparente a lo opaco en los paneles de la fachada, rompen el volumen de la nueva extensión, ofreciendo una vista panorámica del Scheldt, la ciudad y el puerto.

La ondulación de la fachada es generada por facetas planas al sur, que gradualmente se vuelven más tridimensionales hacia el norte. Esta percepción de un volumen transparente termina dando al edificio su aspecto brillante, reinterpretando a Antwerp como la ciudad de los diamantes. Su apariencia irá cambiando según la intensidad de la luz solar, imitando la superficie del agua.


El jardín central de la antigua estación de bomberos, fue cerrado por un techo de vidrio y transformado en el área principal de recepción de la nueva Casa de Puerto- Desde este atrio central, los visitantes acceden a la sala pública de lectura y biblioteca, junto a la sala en desuso de camión de bomberos, que fue cuidadosamente restaurada y preservada. Ascensores panorámicos permiten el acceso directo a la nueva extensión con un puente externo entre el edificio ya existente y la nueva extensión, dando una vista panorámica de la ciudad y el puerto.


Los diseños también tienen áreas como el restaurante y un auditorio en el centro de los niveles más altos del edificio ya existente y en los pisos más bajos de la nueva extensión. Los pisos restantes más remotos al centro, componen las oficinas.

ZHA además desarrolló un diseño de energía sustentable y eficiente. A pesar de los desafíos de integrar estos diseños con un edificio histórico, se alcanzaron altos estándares de diseño sustentable en cada escenario de construcción. Un sistema de pozo de energía bombea agua a una profundidad de 8 mts bajo el nivel de la superficie para proveer calefacción y refrigración. Detectores de movimiento minimizan el consumo de agua, mientras que el óptimo control de la luz del día minimiza la iluminación aritificial.

Marc Van Peel said: “The architectural style of the original building, a replica of the former Hansa House, recalls the 16th century, Antwerp’s “golden century.” But now above this original, a contemporary structure in shining glass has been built, which I am sure, represents a new golden century for Antwerp.”

Fuente: Zaha- Hadid Architects – www.zaha-hadid.com
Imágenes cortesía de: Helene Binet – www.helenebinet.com, Hufton + Crow – www.huftonandcrow.com, Tim Fisher – www.timfisherphotos.com
Otras Notas

Mirá la revista