07 de julio de 2017.

Shopping a la london.

Los mercados londinenses lo tienen todo: la mezcla es ecléctica y descontrolada, pero con una identidad tan coherente como seductora. A tan sólo cinco minutos desde la estación Liverpool Street, el Old Spitalfields Market reúne una colección única de diseño, sabores y música, con especialidades temáticas casi todos los días: los jueves hay antigüedades, los viernes obras de arte e indumentaria, los sábados piezas vintage a precios accesibles y los domingos una propuesta variada para toda la familia. Además, el primer viernes de cada mes hay una feria de discos en la que se pueden encontrar vinilos y rarezas.

Imágenes cortesía de: Old Spitalfields Market – www.oldspitalfieldsmarket.com.

Cheers for Churchill!

Si de brindis se trata, Londres es una ciudad siempre cómplice y bien dispuesta para salir de copas. Ubicado en Notting Hill, The Churchill Arms es uno de los pubs más emblemáticos y antiguos de la ciudad. Fue construido en 1750 y era frecuentado por los abuelos de WINSTON CHURCHILL: de allí el nombre y la ambientación elegidos posteriormente. Es especialmente celebrado por sus pintas perfectas, por la comida tailandesa hecha con recetas de familia y por la enorme colección de objetos vinculados al político británico. Su frondosa y florida fachada no pasa desapercibida ni aún para el transeúnte más distraído.

Imágenes cortesía de: The Churchill Arms www.churchillarmskensington.co.uk

El trébol de la suerte.

The Clover club está rankeado entre los 50 mejores restaurantes del mundo; queda en  Shoreditch, al este de la ciudad. Su propuesta gastronómica tiene dos modalidades, con menúes de cinco y ocho pasos preparados con ingredientes de productores locales. Además del salón para 45 comensales, cuenta con un bar de aperitivos en el que se ofrecen tapas y platos para compartir. Entre las curiosidades del lugar se encuentra la despensa de carnes a la vista, en la que se exhiben piezas de cerdo producidas exclusivamente para el restaurante.

Imágenes cortesía de: The Clover Club – www.thecloveclub.com.

Pequeña Italia.

En Londres se puede encontrar un pedacito de Italia: el poeta británico ROBERT BROWNING bautizó a esta zona como Little Venice por sus canales y similitudes con la ciudad flotante. Entre los pintorescos botes de colores se pueden encontrar algunas curiosidades como el Puppet Barge (un teatro de marionetas a bordo de un barco) y el Waterside Canal Boat Cafe (una cafetería flotante).

Imágenes cortesía de: Puppet Barge – www.puppetbarge.com

Ruinas sagradas.

Como si se tratara de un escenario de El Señor de los Anillos, el parque detiene al tiempo entre glorietas, enredaderas y los vestigios de la iglesia Saint Dunstan in the East, construida hace más de mil años y víctima de sucesivos incendios. En 1971, el predio se abrió como parque público.

Otras Notas

Mirá la revista