14 de septiembre de 2017.

De religiones y culturas.

Ámsterdam es una ciudad ideal para conocer a pie. Lo mejor es comenzar desde la Zuidekerk,  la primera iglesia protestante de la ciudad-, seguir por su laberinto medieval y abrirse camino hasta la espaciosa zona de los muelles del este. Para un paseo cultural imperdible, el Rijksmuseum, o Museo Nacional de Ámsterdam, es el edificio más emblemático de la ciudad: dedicado especialmente a la obra neerlandesa, propone un viaje a través de la historia del arte de los Países Bajos desde la Edad Media hasta el siglo XX.

www.rijksmuseum.nl

Compras callejeras.

Las Negen Straatjes, o Nueve calles, concentran pequeñas tiendas que exhiben la vanguardia en moda y todo tipo de especialidades, algunas inéditas: cintas de terciopelo, cepillo de dientes, patitos amarillos de hule y ediciones únicas de libros, entre otras. La zona se encuentra en el barrio del Jordaan, o cinturón occidental, creado en el siglo XVII por empresarios acaudalados, y es la más atractiva de la ciudad: rodeada de canales, cafés, y restaurantes de moda, invita a un excelente paseo a cielo abierto.

www.de9straatjes.nl

Appeltaart, un clásico holandés.

Winkel 43 es un café-restaurant que se encuentra en Noordemarkt 43, especialmente recomendado para saborear su famosa torta de manzana, acompañada con café o té de menta. Entre sus especialidades también se destacan las Bitterballen (croquetas rebosadas de carne picada de vaca) y la cerveza artesanal. Los mejores días para visitarlo son los lunes y sábados, cuando el mercado vecino se encuentra abierto.

www.winkel43.nl

Un paseo outdoor.

Con 47 hectáreas de parques, Vondelpark es el pulmón verde de Ámsterdam, a un paso de su casco histórico. Inaugurado en 1865, originalmente fue bautizado como Nieuwe Park y más tarde cambió su nombre al definitivo como homenaje al escritor JOOST VAN DEN VONDEL. Las antiguas casas a la sombra de los árboles conforman un agradable recorrido para pasear a pie o en bicicleta. Se pueden disfrutar conciertos de jazz, teatro y espectáculos infantiles al aire libre.

¡Molino a la vista!

A sólo 15 kilómetros de Ámsterdam, Zaanse Schans es un barrio en Zaandam perfecto para salir de la ciudad sin alejarse demasiado. Se trata de un museo al aire libre del pasado pre-industrial de Holanda. Dispone de una colección de molinos históricos en funcionamiento, la mayoría de más de 200 años de antigüedad. El barrio también está poblado de tradicionales casas de madera, granjas, cervecerías y casas de té.

www.dezaanseschans.nl

 

Otras Notas

Mirá la revista