El estudio de diseño británico Buster + Punch lanzó su modelo de lámpara “Buster Bulb” con bombitas LED como reemplazo a las incandescentes o de filamento. La forma de gota alargada fue fabricada en vidrio y viene en tres tonos de iluminación: dorado cálido, gris ahumado y cristal brillante. Además de ser amigable para el medio ambiente, gracias a su durabilidad contribuye al ahorro doméstico: su vida útil se estima en 10.000 horas, 7 veces más que las lámparas convencionales. El porta lámpara es de metal satinado y su tono combina con el tipo de luz que provee la lámpara.

Mirá la revista