El puente peatonal de vidrio más largo y grande del mundo cruzará un cañón de 300 metros de altura en el Parque Nacional de Zhangjiajie, en China: tendrá 380 metros de longitud y 6 metros de ancho. “La naturaleza es bella tal como está. Uno quiere causarle el menor impacto”, dijo sobre su obra el arquitecto y poeta israelí HAIM DOTAN. Dos vigas laterales de acero, una cubierta vidriada y cables laterales de suspensión estructuran el puente, diseñado para ser “tan invisible como sea posible”.

IP_Prof_Architect_Haim_Dotan_Zhangjiajie_Glass_Bridge-1_18052015

www.archdaily.com

Mirá la revista