El prototipo para gafas de la firma MINI propone una experiencia de manejo potenciada, tanto para perfeccionar la conducción (prometen un estacionamiento impecable con pocas maniobras) como para evitar accidentes (ya que alcanza puntos a los que los espejos retrovisores no llegan). Los cristales ofrecerían información complementaria a los relojes e indicadores del automóvil, además de ofrecer ángulos de visión ampliada o incluso invisibilizar al copiloto para lograr vistas más precisas. Además de servir como complemento de manejo, las gafas también ayudarían a encontrar el auto en estacionamientos.

Mirá la revista